Luego de la polémica generada entre la dirigencia aurinegra, el contratista Marcelo Tejera y el club brasileño finalmente se llegó a un acuerdo entre las partes para que el ex futbolista de Peñarol defienda los colores del Bragantino. 

Peñarol recibirá aproximadamente US$ 750.000 al contado del club de Brasil, y de esta manera enviará el consentimiento conocido como TMS para que pueda ser inscripto y pueda jugar tanto en el Brasilerao como en la Copa Sudamericana.