Se está terminando de elaborar un Proyecto de Ley que obligará a que todos los vehículos nuevos tengan Control Electrónico de Estabilidad. Este sistema hace tiempo fue incorporado por países como Estados Unidos, Japón y toda Europa.

Permite, junto con el sistema ABS, mantener el curso y estabilidad del auto al hacer maniobras bruscas. A partir de 2020 se exigirá para autos livianos y más adelante para transporte de carga y vehículos pesados.

En estadísticas internacionales, se es estima que este mecanismo luego del cinturón de seguridad es el que salva mayor cantidad de vidas.

La medida fue elaborada con el Ministerio de Industria, el de Transporte, UNASEV, la Asociacion deVendedores de Vehículos y los concesionarios de marcas.

Va de la mano con Argentina y Brasil par tomar una medida simultánea. Se espera que para 2020 esté aplicándose aunque ingresará este año en el Parlamento.

Giuliana Perdomo dialogó con el Secretario de UNASEV, Adrián Bringas explicando el tema y agregando que el costo es de unos 50 dólares, por lo que no influye en el valor de los automóviles como sucedió con los Airbags y los frenos ABS.

A futuro se agregarán otras medidas como la obligatoriedad de frenos ABS en motos, la certificción de neumáticos y el encendido automático de luces al poner el auto en marcha.

Aquí el informe completo:

 




NOTAS RELACIONADAS