Tuvo que tomar el camino largo. Luego de haber perdido el primer ascenso ante Olivol Mundial, el verde lejos de bajar los brazos, duplicó esfuerzos y se terminó quedando con el segundo boleto a El Metro.

Superó todas sus etapas de Play Off y llegó a la definición ante Capurro al cual derrotó en dos partidos. En el último, ayer por la noche, fueron claves Nicolás García -22 puntos- y Rodrigo Cardozo, con 21 tantos y 16 rebotes. Juntos disimularon de buena forma la ausencia de Javier Álvarez, quién fuera figura del primer juego. El perdedor no pudo hacerse fuerte en su cancha y no logró forzar el tercer juego.

De esta manera consiguieron los ascensos los dos clubes que, a priori, eran favoritos. Ahora el balneario y su gente tendrán un motivo más para brindar este fin de año, ya que en el próximo jugará por primera vez en su historia el torneo de Segunda División.

Las claves:

  • La conducción del “manzana”: El oriundo de Unión Atlética fue uno de los mejores bases del torneo, terminando el mismo con un promedio de 28 minutos, 11 puntos, 5 asistencias y 3 rebotes. Además fue el goleador en la noche de ayer, con lo que ello implica.
  • Los hermanos Álvarez: Nicolás con 17 puntos de promedio y Javier con 16 unidades, fueron los líderes ofensivos del verde. Los hermanos que salieron de 25 de Agosto plasmaron en la cancha la experiencia y la calidad por la que los fueron a buscar.
  • Una tabla experiente: Nadie puede dudar que Rodrigo Carvidón como Enrique Elhordoy eran, en lo previo, dos de los internos más determinantes del certamen. Ambos respondieron de buena forma, colmaron las expectativas y convirtieron la pintura del costero en una fortaleza.
  • Los pibes del club, encabezados por su capitán: Rodrigo Cardozo fue y es el emblema de este equipo. El alero, que jugó mucho tiempo de ala pivot, redondeó un gran torneo promediando 16 puntos y 9 rebotes. El capitán por fin podrá jugar un torneo que viene disputando desde hace varias ediciones en su casa. Además tuvieron grandes rendimientos Juan Pereyra y (especialmente) Martín Larrea, dos pibes de la casa a los que se les brindó confianza y minutos de calidad. Vale agregar también que Fabián Cabrera y Aurelio Borsani, además de haber sido jugadores del plantel que consiguió este logro, trabajan en las formativas del club que vienen creciendo de gran forma. Nada es casualidad.
  • (Por Rodrigo Beira)



NOTAS RELACIONADAS