El Semanario Búsqueda informó que desde un grupo de Whatsapp que integran quienes se están movilizando por la situación del agro se reclamó que fuera eliminado del mismo el Sociólogo Gustavo Leal por considerarlo un “infiltrado”.

El director de Convivencia y Seguridad Ciudadana del Ministerio del Interior, Gustavo Leal explicó la situación en Fuentes Confiables.

En primer término aclaró que “lo que tituló Búsqueda lo saca de un comentario de whatsapp, se extrapola la idea y ahora está aquí sobre la mesa. Se trata de grupos abiertos en los cuales nadie que participa puede considerarse un infiltrado. Son grupos en los que opina todo el mundo. Es un atropello hacer una afirmación de este tipo. Alguien en el foro dijo que no quería en el grupo alguien que opine diferente a mí y eso se tomó como un gran titular. Creo que hay gente que lo que necesita es buscar un enemigo. Crean una épica de la confrontación que no construye, entonces gritan `Me están infiltrando’ y esas lecturas no son buenas. Es gente perseguida que debería mirar menos películas y dedicarse a intercambiar más con la gente real y no con quienes piensan igual y se realimentan”.

Dijo que “toda la situación es absurda. Yo participé con mi nombre simplemente leyendo los comentarios. Me llegó una invitacion por red social a sumarme al grupo y lo integré para leer los intercambios. Todo se motivó en que me sorprendí como muchos de este anuncio del interés de cortar las rutas y bloquear los peajes en el cambio de quincena. Me interesó y me preocupó saber que pasaba. Me llegan esas invitaciones de POR EL CAMPO y POR LA PATRIA dos de los grupos que se armaron por Whatsapp y con invitaciones abiertas haciendolo público. Allí comienzo a leer. Luego viene una etapa en la que, como Sociólogo, me intereso en analizar la situación y en mi perfil personal emitir un análisis de una realidad que me parece preocupante. Aquí hay muchas cosas en juego, pero se está generando una división entre el campo y la ciudad, el que tiene 4 x 4 y el que no la tiene. Dicotomías que no contribuyen a una vida democrática como la que felizmente tenemos en Uruguay. En los grupos se ve una animosidad contra todo, que excede el reclamo en sí. Hablan mal del Gobierno, las instituciones, la Asociación Rural, la Federación Rural. Creo que merece atención porque es una forma de reaccionar que puede ocasionar problemas”.

Afirmó que “lamentablemente en esos grupos hay mucha gente que quiere dar un mensaje de que en este país no se puede vivir más, que nada tiene solución. Creo que hay un planteo similiar al el Director de Cultura de Durazno donde se radicalizan posiciones anunciando que este es el principio del fin y que hay que quemar la paradera. Me parece que no reconocen que hay un país integrado y que no se pueden plantear las cosas así”.

Agregó que “no hay que satanizar la protesta. Todos tenermos derechos a reclamar. Pero el camino es dialogar. Los planteos radicales no construyen una sociedad democrática”.

 

Aquí la nota completa con Andrés Rega:

 




NOTAS RELACIONADAS