El candidato del Partido Colorado, Ernesto Talvi, propuso reorganizar el Ministerio del Interior, al tiempo que criticó al Frente Amplio y dijo que era el “electorero por excelencia”.

El Partido Colorado tiene como objetivo “ser duro con el crimen”, según expuso el economista durante un acto que realizó este sábado en el barrio La Unión de Montevideo. Anunció sus intenciones de reformar la educación pero también el Ministerio del Interior; tener mayor efectividad policial y organizarla junto con el sistema judicial y el carcelario.

“Si estás involucrado en cualquier tipo de delito que envenene la convivencia ciudadana no vas a poder dormir tranquilo en ninguna parte del territorio. Te vamos a pescar”, dijo con firmeza.

Propone reorganizar el Ministerio del Interior para “desarticular, terminar y liquidar” a las bandas de narcotraficantes. “De nada sirve una policía efectiva si la Justicia Penal deja entrar y salir por la otra puerta a los delincuentes”, subrayó. Y agregó que es necesario apostar al sistema carcelario porque la policía, el sistema judicial y las cárceles forman parte de una misma “cadena”.

Para quien delinque, “que el pasaje por la cárcel sea el primero y el último”. Talvi aseguró que quienes ingresan a los centros penitenciarios “salen más violentos y más conectados con los que están allí”.

“Si no arreglamos la cadena entera, no hay seguridad posible. Queremos una cabeza inteligente, lo otro es vender espejitos y vender espejismos. Les van a proponer resultados que no van a ocurrir”, expresó.

“Ponerle el cascabel al gato”

Al igual que en otras ocasiones, dijo durante su discurso que el Partido Colorado trabajará para transformar al Estado para que no gaste “mucho” ni “mal”. Sostuvo que hoy sucede así y le atribuyó la responsabilidad al Frente Amplio.

Explicó que hoy los impuestos y las tarifas son excesivas y que eso produce un “asfixiamiento” para la ciudadanía. Por consiguiente, genera un dólar poco competitivo. Propuso fortalecer el sector educativo, como así también hacerlo en salud, que no se “asfixie” al sector privado. “Queremos un Estado batllista, no frentista”.

El amiguismo, el mal uso del Estado, las tarifas “prohibitivas” se terminarán con unidades reguladoras “fuertes”, que ponga atención al finalizar cada año en los directorios, expresó el economista.

“Se terminaron los sendiques y las carolinas cosses”, reiteró, en referencia al exvicepresidente y a la exministra de Industrias.

El aspirante a la presidencia de la República dijo que trabajará para proteger el derecho de los trabajadores y el derecho a trabajar. Consideró que el sistema de protección social debe ser moderno, justo y sustentable.

Al sistema actual “lo quebraron. Todo lo que tocaron lo quebraron”, dijo en alusión al partido de gobierno.

Hizo hincapié en la necesidad de llevar adelante medidas que contribuyan a un proceso de cambio, de aquí a veinte años. Aclaró que quien gana una elección debe tener en cuenta resultados que se verán en dos décadas. “Es una tarea que pocos quieren, porque no otorga premios para la elección siguiente, pero sí un lugar en la historia”.

Criticó que “el Frente Amplio es un partido electorero por excelencia, desesperado por llegar y conservar el poder.  No ha sembrado nada que requiera tiempo. Nada. Nada de nada”, dijo.

“La locomotora reactivadora”

Será necesario “poner de pie” a la economía, generando puestos de trabajo. Puso enfoque en el campo, en la cadena agropecuaria y agroexportadora. En tanto, manifestó preocupación por la cantidad de gente que migra hacia las ciudades.

En este orden, puso a Nueva Zelanda como ejemplo, ya que habló de una “locomotora de reactivación” que ponga en marcha una economía más eficiente.

“El próximo gobierno la va a tener difícil”, sostuvo. Y añadió que tendrá que actuar como bombero y como arquitecto, en caso de ser electo. En esta línea, será necesario “apagar los incendios” y “construir el porvenir”, respectivamente.

La reforma educativa

En educación, en los últimos catorce años se multiplicaron por 2 los funcionarios públicos y la inversión para este sector se multiplicó por 3, según informó durante su discurso a los presentes. Aun así, se lograron menos resultados a nivel del alumnado y en la actualidad en los centros educativos “se aprende menos”, criticó.

Talvi confía en que su compañero de fórmula, Robert Silva, es la persona más indicada para llevar adelante la reforma educativa que tiene planeado hacer el Partido Colorado, en caso de llegar al gobierno el 1° de marzo de 2020.

Silva dijo durante su discurso que la educación ha “despegado” al Uruguay, es la herramienta que “da impulso”. Añadió que el equipo técnico de la fuerza política a la que pertenece es el “mejor”.

Por su parte, el candidato y economista dijo que se le debe tener dignidad y respeto a los docentes; criticó que hoy el sistema los “aplasta” y los “deprime”. En esta línea, propuso reformar el sector “para” y “con” los docentes.

Sin educación se condena a los jóvenes a la changa, al delito, a la informalidad y al Mides, consideró. Advirtió que los homicidios batirán el récord, al tiempo de que las bandas de marcos “operan con libertad”.

El presidenciable enfatizó sobre “trabajar duro” para “sacar del cinturón de la pobreza a la mitad de los jóvenes de las ciudades de todo el país”. Reafirmó su propuesta de construir 136 liceos “modelo”, aunque advirtió que no alcanzará solo un período de mandato.

La sociedad está “fracturada”, y se perdió la capacidad de vivir en armonía, lamentó. “La frontera del desarrollo nos queda cada vez más lejos”.

Talvi dijo además que se debe cortar con la salida de los jóvenes al extranjero por falta de empleo.  “Sueñan con irse”.  Habló de “reorientar la diplomacia comercial” y “no mandar a uruguayos al mundo porque en Uruguay no encuentren trabajo”.

Encuestas

En julio de 2018 la agrupación del ahora candidato colorado tenía 4 % en intención de voto, “no sabemos hasta dónde vamos a llegar”, le dijo a la militancia que llenó este sábado el Club Larre Borges. “Estamos para gobernar, para formar parte de una coalición o para controlar al Frente Amplio”, aseguró.

En este sentido, afirmó que hasta el 17 de octubre “no hay nada dicho” y “nada está decidido. Jugaremos hasta los descuentos”. El pasado jueves Telenoche, el noticiero de Canal 4 dio a conocer una nueva encuesta de Opción Consultores, donde el aspirante al sillón presidencial por el Partido Colorado, se encuentra dos puntos porcentuales por debajo de Guido Manini Ríos (Cabildo Abierto).

Talvi llamó a sus militantes, quienes alentaban con banderas, pancartas y carteles, a “convencer” y a “enamorar”. Les explicó que “tienen herramientas para hacerlo” porque el proyecto país de su partido es “hermoso” y “orgullosamente batllista”. Prosiguió: “nosotros no nos disfrazamos”.