Pedro Sánchez ya es presidente del Gobierno. El candidato socialista ha sido refrendado este martes en el Congreso por 167 síes frente a 165 noes. Lo previsto. Le han votado su partido, Unidas Podemos, PNV, BNG, Más País, Teruel Existe y el diputado de Nueva Canarias. La elección ha sido posible, además, por la abstención de los 18 diputados de ERC y de Bildu. Los del partido de Puigdemont y la CUP han votado en contra. Así como Ana Oramas, de Coalición Canaria, y el parlamentario del Partido Regionalista de Cantabria, anterior aliado de los socialistas.  

No se han producido, por tanto, sorpresas, no ha habido cambio de voto ni tamayazo. Aina Vidal, la parlamentaria de Unidas Podemos que se ausentó en la primera votación, sí ha asistido en esta ocasión. Vidal padece un cáncer raro, extendido y agresivo, pero prefirió viajar a Madrid a votar de modo telemático, por ello recibió un aplauso de casi todos los grupos del Congreso.

La actual legislatura comienza de modo incierta y muy bronca. El Congreso se ha roto, como nunca, en dos bloques: derechas e izquierdas. Pedro Sánchez confía en que, una vez elegido, “el clima tóxico se despeje”. Es difícil. El PSOE esperaba que el acuerdo que ha firmado con ERC calme la situación en Cataluña, en el Gobierno lo llamaban el efecto ibuprofeno. La diputada de ERC Monserrat Bassat, hermana de Dolors Bassat, actualmente en prisión, fue muy precisa: “Personalmente, me importa un comino la gobernabilidad de su país”. Así se lo dijo a Pedro Sánchez y con ello está casi todo expresado, a uno de los partidos que sustentará al Gobierno le importa bien poco el futuro del país, lo que busca es la negociación sobre Cataluña, el futuro de los presos y de lo que ellos llaman exiliados: los fugados de la Justicia.  

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, informará ahora al Rey de la elección. La idea de Pedro Sánchez pasa por prometer mañana su cargo en Zarzuela y tener nombrado al Gobierno con ministros socialistas y de Unidas Podemos para que se reúna el viernes por primera vez en la Moncloa.