Joven Tango deberá dejar las instalaciones del Mercado del Inmigrante (ex Mercado de la Abundancia), donde ha desarrollado sus actividades por 23 años.

Para hablar de ello y de todas las propuestas que brinda este espacio, De taquito a la mañana recibió a Jean Pierre Rubinstein, presidente de esta Asociación Civil, y Óscar Cardillac, docente de tango.

“Dentro de la licitación nosotros sólo podíamos utilizar oficinas o comprar pero desde el punto de vista económico es imposible porque nos pidieron 900 mil dólares”, explicó Rubinstein.

“Ahora estamos pidiendo a la Intendencia y a todos los Ministerios que nos den un lugar ya que el tango es Patrimonio del Uruguay”, dijo Rubinstein. “Nosotros pedimos que la parte de abajo se destinara a un espacio cultural pero eso tampoco prosperó, quienes ganaron la licitación se negaron”, agregó.

“Actualmente tenemos unos 700 socios, además de más de 1000 personas que toman clases de tango o que van a bailar o que cursan el taller de teatro”, explicó Cardillac. “Las actividades además de ser de bajo costo o incluso gratuitas abarcan desde divertango, un espacio destinado a los adultos mayores y también tangoterapia para enfermos de Parkinson” , agregó.

“Joven Tango es una asociación civil sin fines de lucro por lo cual estamos viendo si conseguimos algún espacio de las casas viejas que hoy no se utilizan para reciclarla y utilizarla para continuar las actividades”, dijo Rubinstein. “En estos momentos estamos buscando sponsors, y comprendemos que quien invierte deba obtener rédito pero nuestro espíritu no es ese, si lo hiciéramos tendríamos que cobrar cuotas muy altas y de esa forma ya no llegaría a toda la gente”, sostuvo.

Escuchá la entrevista completa acá