De taquito a la mañana recibió al embajador británico Ian Duddy y su pareja Neil Morrison, con quienes dialogaron sobre su vida en nuestro país a poco menos de un año de dejar el cargo.

Duddy proviene de Canterbury, de una familia de clase media, de la cual fue el primer universitario: “Mi mamá era enfermera, mi papá trabajaba en una oficina y yo fui el primero en ir a la Universidad”, contó.

El actual embajador de Reino Unido en Uruguay estudió economía, alemán y dio clases de inglés en Japón. A los 26 años, decidió dedicarse a la diplomacia: “Elegí la diplomacia porque me gustaba la idea de viajar”, aseguró.

“Mi primer puesto fue en Buenos Aires. En comparación, Uruguay es un país estable, abierto, especialmente para parejas gay. Lo conocimos estando en Buenos Aires, y nos gustó la idea de venir acá, si bien había otras opciones de destino”, dijo.

En el día de los enamorados, no podía faltar el ingrediente del amor. Fue así como Duddy y Morrison contaron cómo se conocieron: “Fue una historia de amor, nos conocimos a través de una amiga en Buenos Aires, y nos enamoramos”, narró el embajador.

“Yo trabajaba en finanzas pero un día elegí a Ian, y cambié a la diplomacia” dijo Morrison, que de otra manera no hubiera elegido ese estilo de vida.

La pareja se ha declarado abiertamente homosexual, y encuentran en Uruguay un país abierto al tema: “Uruguay cambió mucho en los últimos años, hay países que no han avanzado en ese sentido. En América Latina tengo un amigo en Paraguay y no la pasa muy bien, y en otros sitios como Medio Oriente existe hasta la pena de muerte”, aseguró Duddy.

Sobre su llegada a Uruguay y las costumbres adoptadas de los uruguayos, Morrison contó: “Al llegar a un país siempre cuesta acostumbrarse. Antes hacíamos planes a 3 o 4 meses de anticipación, ahora hacemos planes más a corto plazo, somos más espontáneos. Invitábamos un mes antes y la gente decía ‘¿yo como voy a saber qué voy a estar haciendo dentro de un mes?’, ahora invitamos unos días antes, aprendimos eso”.

Con respecto a la comida, Duddy declaró que son grandes ‘fans’: “El mate aún me cuesta, pero he probado asado, chivito y otras especialidades uruguayas que me gustan mucho”. Además Duddy ha estado aprendiendo español, especialmente refranes uruguayos. El último que aprendió fue “ojo al piojo”, según dijo.

¿Qué cosas les quedan por hacer en este último año en Uruguay? “A mí en particular me faltan conocer dos departamentos de los 19: Cerro Largo y Treinta y Tres. Por otra parte, nos gustan mucho las bodegas, las estancias, y todavía nos quedan muchos lugares por visitar”, contó el diplomático. Su próximo destino será, seguramente, Londres.

Consultado acerca de la monarquía británica y su impacto en los medios uruguayos e internacionales, Duddy habló sobre el príncipe Harry y Meghan Markle: “Es parte de la modernización de la familia real y Harry tiene más libertad porque es el sexto en la línea de sucesión”.

Lo que se llevan de Uruguay: “Muchos lindos recuerdos, memorias, la amistad, la gente”. “Los uruguayos tendrían que estar más orgullosos de su país”, concluyó Morrison.

Escuchá la nota completa: