De taquito a la mañana estuvo al teléfono con la Directora del Instituto Nacional de la Mujer (Inmujeres), Mónica Bottero, con quien dialogaron sobre las medidas en las que se está trabajando para minimizar el impacto de violencia doméstica en el contexto de emergencia sanitaria.

Foto: Radio Uruguay

Consultada por la disminución en las llamadas de denuncia de violencia doméstica, dijo: “Se estima, según los datos que maneja el Instituto y el Ministerio del Interior, que las mujeres están centradas en resolver temas alimenticios y el cuidado de sus hijos”, dijo Bottero. “Además les resulta más difícil llamar si el agresor está en la casa todo el día”, agregó.

En cuanto a la respuesta policial en este tipo de situaciones, la directora afirmó: “Hablé con el Ministerio del Interior y este será un tema urgente. Pasado el pico de contagio a nivel mundial, luego de varias semanas de confinamiento, comienzan a aumentar estas situaciones. Son varias las razones: la gente está sin trabajo, está más estresada, viene de una cuarentena y por eso la policía tiene que tomar este tema como una prioridad”.

“Se hará un pedido formal a la Suprema Corte de Justicia para que las medidas cautelares y las medidas de tobillera electrónica se extiendan de forma automática por 60 días hasta que finalice la cuarentena, pero depende de la voluntad de la Justicia”, explicó la jerarca.

Bottero recordó la atención telefónica del Inmujeres ‒0800 4141 o 4141* desde el celular‒. También en caso de riesgo de vida, se aconseja llamar al 911 o acceder a este servicio desde la aplicación móvil, que incluye un botón de pánico específico para denunciar violencia doméstica.

El Consejo Consultivo se reunió esta semana para analizar el refuerzo de estos servicios de atención ante las circunstancias. “Las denuncias son anónimas y exhortamos a la población a colaborar”, concluyó.

Escuchá la entrevista completa acá