Se trata de un hombre que ya había declarado en la causa, pero fue liberado por falta de pruebas. La Fiscalía continúa con la investigación.

La Operación Océano, que investiga un caso de explotación sexual adolescente, imputó a otro hombre que ya había declarado en la causa, pero fue liberado por falta de pruebas.

La fiscal Darviña Viera dijo en rueda de prensa tras la audiencia que el hombre fue formalizado por “reiterados delitos de retribución o promesa de retribución a una adolescente para que realice actos sexuales o eróticos”.

La fiscal dijo que “se lograron pruebas y se formalizó por delito de retribución a un adolescente para que cometa actos sexuales eróticos en reiteración real”. Agregó que el hombre “se conectó mediante WhatsApp con la adolescente para contactarla para actos sexuales o similares”.

Se dispuso como medida cautelar fijar domicilio y prohibición de acercamiento y contacto con la víctima. “La investigación continúa“, aseguró la fiscal Viera. Al momento son 19 las personas formalizadas en el marco de esta Operación.

Foto: Gastón Britos/ FocoUy