Nano Folle nos aporta otra mirada sobre el pedido de nulidad del juicio por la Operación Océano. Si este caso tenía algo que podía entenderse como positivo era que ponía luz en un delito oscuro, un delito casi protegido porque todos sabíamos que sucedía pero “mejor no hablar de ciertas cosas”, dijo Sumo.

Esta causa ya lleva demasiado tiempo y tiene que terminar.  Condenen a quien puedan y larguen a los demás. A eso se le suma que no estuvo bueno – lo dijeron todos – que se supieran los nombres de los imputados. Era una causa que debería de sentar un precedente.

Por eso es lamentable que haya habido un mal manejo. Es una pena que no haya habido una ruta firme. No puede haber un celular a meses de empezar el caso. El fiscal de Corte permanece en silencio.

Además, fue muy rara la forma en la que la fiscal caminó. Si Darviña Viera cometió un error irá en ella, pero tampoco sería el primero. En San Luis tres homicidas quedaron libres y el error, en ese entonces, fue de ella.

Escuche la otra mirada de Nano Folle en Punto de Encuentro

Foto: Federico Gutierrez / FocoUy